martes, 6 de diciembre de 2011

Sobre Medellín...



...está el mar que creíamos le hacía falta.
Nos lo presenta una playa hostil, de arena negra, de aroma amargo.
Nos lo dosifica un espíritu ebrio en diciembre, como un barman vengativo.

Pero bueno... tenemos mar; ahí está para que lo sepamos disfrutar. Es exigente y muy amigo del viento que durante todo el año nos espía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario