viernes, 12 de julio de 2013

La vida sobria no abstinente


Calores escalofriantes reservados para cuando dejase aquello que inició probando; colores que llegarán a sus ojos por medio de la luz y no de la sangre. Será normal que algunas grietas anímicas rasguen su panorama. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario