lunes, 12 de agosto de 2013

Técnica y talento

Creo que desarrollar una técnica no equivale ni es igual a cultivar un talento. Manejar una técnica te hará diferente a muchas personas y muy igual a otras cuantas. Cultivar un talento, en cambio, sin importar si te diferencia o no de los demás, te unirá a quienes te inspiran a continuar cultivándolo, generando dimensiones, reflexiones y creaciones a partir de éste. Aunque el aprendizaje de una técnica es necesario para ese cultivo del talento, no está necesariamente ligada al modo de vida. El talento, cultivarlo, representa en sí un modo de vida.


Por cierto para ser más creativo hay que renunciar a la pretensión constante de quererlo demostrar a cada instante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario